Bonos para la viviendas tocan a 8,326 familias

Entre los años 2016 y 2018 el Estado pagó RD$1,155.8 millones por concepto de bono para viviendas de bajo costo, desarrollados a través de fideicomisos que cumplen con los requisitos establecidos por la Ley 189-11.
Sin embargo, a pesar de esos números, la Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi) no está conforme con la velocidad y la forma que lleva el otorgamiento de los recursos. “Solo están fluyendo para un proyecto en específico”, dijo la organización a través de su presidente María -Susy- Gatón. Aseguró que para los otros proyectos los bonos caminan con dificultad. “Si el bono no es para el avance inicial no tiene impacto”, dice la dirigente empresarial. De acuerdo con los números ofrecidos por el director general de Impuestos Internos, Magín Díaz, los bonos han beneficiado a 8,326 familias de bajos recursos para la adquisición de sus viviendas, dando impulso a las políticas públicas de reducción del déficit habitacional.

La DGII define el bono de vivienda de bajo costo como la compensación o bono del Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) pagado en el proceso de construcción de los proyectos de viviendas de bajo costo desarrollados bajo la figura del fideicomiso. Esta compensación sirve como parte del inicial en la compra de la vivienda o para el capital del préstamo hipotecario, en caso del cliente haber completado dicho inicial.

En junio del año 2015, Impuestos Internos aumentó el tope del precio de las viviendas de bajo costo desarrolladas por los fideicomisos hasta los dos millones 307 mil 60 pesos con 92 centavos y dijo que para tomar esa decisión se amparó, precisamente, en la referida ley. Antes de eso, la vivienda se consideraba como de bajo costo cuando su precio máximo no excedía los dos millones 225 mil pesos, según las calificaciones emitidas por el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI).

Actualmente, son de bajo costo aquellas cuyo precio de venta es igual o inferior a los dos millones 603,828 pesos para los contratos firmados a partir del primero de enero del año 2019.

Mientras, para las viviendas adquiridas con préstamos hipotecarios del Proyecto Ciudad Juan Bosch el valor exento del impuesto a la transferencia, de acuerdo con la Cláusula 24.1.2 del Contrato de Fideicomiso para la Construcción de Viviendas de Bajo Costo República Dominicana VBC-RD, aprobado mediante Resolución 332-15, promulgada en fecha 11 de diciembre del año 2015, para el año 2019 será de dos millones 144,140 pesos, indica la DGII.

El precio de las viviendas de bajo costo está establecido en el artículo 129 de la Ley 189-11 (de Mercado Hipotecario y Fideicomiso). Es ajustado anualmente por inflación, en base al Índice de Precios al Consumidor, calculado por el Banco Central, por grupos de bienes y servicios en el renglón vivienda, conforme al artículo 327 del Código Tributario de la República Dominicana Para que el cliente se beneficie del bono, el proyecto residencial donde está adquiriendo la vivienda debe estar calificado por el Invi en la categoría “vivienda de bajo costo” y estar inscrito en la DGII. Por tanto, previa compra, es importante tener clara esa parte. Eso puede saberse más concretamente ingresando a la página de internet de la DGII.

Pedro Diaz Ballester
Acerca del Autor
Lic. Pedro J. Diaz Ballester, con unos 40 años de experiencia en el ámbito de las comunicaciones especializadas, ampliamente relacionado a los sectores de la Construccion y los Bienes Raices, organizador también de las primeras y principales Expos y Ferias Internacionales de la industria de la construcción y bienes raices en la R.D.

Leave a Reply

*