Hábitat para la Humanidad propone empoderar construcción de viviendas dignas

Escrito el 06 Dic 2019
Comment: Off
Informa que desde su llegada al país, ha realizado 26,000 solucione habitacionales y beneficiados a 135.000 familias.

Partiendo de la premisa de que “cada persona merece un lugar digno para vivir”, Hábitat Dominicana ha buscado responder a esas necesidades realizando más de 26.000 soluciones habitacionales e impactando a unas 135.000 personas en el país, así lo explica Cesarina Fabián, directora de Hábitat para la Humanidad en República Dominica.

Con motivo al mes de noviembre pasado, designado desde el año 1971 el “Mes de la Familia” en República Dominicana, Fabián declaró que Hábitat para la Humanidad en República Dominicana “reafirma su compromiso de que todos los dominicanos y dominicanas tengan un lugar digno para, a través de la construcción de viviendas que mejoren su calidad de vida”.

Hábitat para la Humanidad tiene 30 años buscando “mejorar las condiciones de vida de millones de familias en más de 70 países, especialmente aquellas que no poseen suficientes ingresos para tener viviendas adecuadas”, informa la entidad. En América Latina, además de República Dominicana, está presente en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Trinidad y Tobago.

Y define el “bienestar de las familias” a partir de los diversos elementos, de los cuales destaca el del “poder tener la tranquilidad de una vivienda digna para la convivencia de los miembros que componen el núcleo familiar”.

“Un hogar brinda la fortaleza, estabilidad y autosuficiencia necesarias para que las familias puedan salir adelante y tener un mejor futuro, la base de Hábitat consiste en proporcionar un apoyo a las familias que así lo requieran, con la idea de que se empoderen y se sientan capaces de lograr por sí mismas un lugar digno para vivir”, afirma Fabián.

La directora de Hábitat para la Humanidad República Dominicana, explicó que “contribuyen al desarrollo del país con la mejora de la calidad de vida de familias que forman parte del déficit habitacional cualitativo y cuantitativo, mediante acceso a micro financiamiento para vivienda, con asistencia técnica en construcción y creando programas de educación financiera que apoyen a la disminución de ese déficit”.

Adicionalmente Fabián se refirió a que la vivienda es un ente catalizador que contribuye con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La vivienda como proceso puede crear a la familia un sentido de lugar y pertenencia fomentando la cohesión de la comunidad. Además, tiene efectos en la familia ya que al construir de una manera adecuada se crea resiliencia y se reduce la vulnerabilidad a temas económicos, sociales y relacionados a eventos del clima.

El déficit habitacional oficial en República Dominicana

Según el informe déficit habitacional en la República Dominicana 2002-2017, publicado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y la Oficina Nacional de Estadísticas, al 2017, el déficit habitacional total del país era de 26.1%, lo que incluye el “cualitativo” y el “cuantitativo”. De acuerdo al informe se ha mantenido bajando desde el 65.1 % estimado en 2002.

Desglosado por “calidad” y “cantidad” de las viviendas, al 2017, el déficit cualitativo total durante 2017 era de 14.1%, equivalente a 446,961 viviendas. Mientras que el “cuantitativo” se estimó en 382,733 viviendas.

De acuerdo a la nueva metodología implementada por el MEPyD desde el 2017, el déficit cuantitativo se refiere a las unidades habitacionales que hay que construir (o disponer) para que los hogares que requieren alojamiento tengan un espacio digno.

Mientras que el déficit cualitativo se refiere a las viviendas particulares ocupadas que hay que reparar o mejorar en sus condiciones materiales o en la provisión de servicios básicos.

La calidad de la vivienda, según Hábitat para la Humanidad

La calidad de una vivienda tiene mayores implicaciones para la salud de las personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), resalta. Observa que, en su informe, esa organización multilateral indica que es evidente la vinculación entre la vivienda y la salud y como esto ha crecido sustancialmente en épocas recientes. “Los cambios demográficos y climáticos están haciendo de la vivienda un elemento cada vez más importante para la salud”, sostiene.

Esto es así, pues las malas condiciones de habitabilidad pueden exponer a las personas a una serie de riesgos de salud. Mientras que la inseguridad de la vivienda, por falta de ingresos o cambios de domicilios por los alquileres exponen a una familia al estrés.

Asimismo, la contaminación ocasiona numerosas enfermedades no transmisibles, daña la salud respiratoria y cardiovascular. Y agrega que la insuficiencia de servicios de agua y de saneamiento afecta la inocuidad de los alimentos e higiene personal lo cual facilita la transmisión de enfermedades diversas.

Proyectos de Hábitat para la Humanidad en República Dominicana

La institución internacional desarrolla tres proyectos en República Dominicana, en la actualidad.

Son estos, los servicios de acceso a la vivienda, en el que ayudan a las familias a convertir la vivienda en un activo durable.

Asimismo, el de voluntariado, con el que se han organizado exitosamente brigadas constructivas nacionales e internacionales.

Además, el proyecto de servicios financieros, con el que buscan facilitar el acceso a microcréditos a familias de bajos ingresos, con el fin de que puedan adquirir una vivienda completa, repararla o mejorarla.

Estos proyectos representan los aportes de Hábitat Dominicana al país en pos de la reducción de las vulnerabilidades en diferentes ámbitos de la sociedad dominicana, explica en un comunicado de prensa.

Avatar
Acerca del Autor