Construcción: sector clave para generar empleos y reactivar

Escrito el 04 May 2020
Comment: Off
Más sectores apoyan y piden reapertura gradual de operaciones; ferreteros se unen a las peticiones
El sector de la construcción, que en los últimos 11 años ha promediado un poco más del 10% del producto interno bruto (PIB), encabeza las actividades pendientes de reactivación operativa que tienen mayores posibilidades de contribuir a reactivar la economía dominicana, paralizada a consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno para enfrentar la expansión del COVID-19.

La construcción es la actividad con mayor potencial de activar empleos, dentro de todos los sectores inactivos. Del grupo de áreas que serían reactivadas en la primera fase del programa diseñado por el Gobierno, según un borrador del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, las construcciones contribuirán con un 50.6% de nómina esperada. En cifras absolutas, se esperan más de 230 mil empleos a ser reactivados.
Con dos actividades relacionadas, “otras actividades especializadas en construcciones” y “construcciones de carreteras y otras”, el número absoluto llega 331,829 de potenciales empleos del sector, y la ponderación sube al 72.12% de los empleos que se reactivarían en la primera fase del programa.

De las otras actividades que esperan permiso de reapertura, el componente salones de belleza, barberías y spa es el segundo mayor empleador, con un universo calculado de 143,448.

Además de ser una de las actividades económicas clasificadas en la categoría de bajo riesgo, la construcción es de alta vinculación con el resto de la economía, por lo que su impacto dinámico es muy abarcador. Es pieza clave en el andamiaje financiero y sostén básico del comercio ferretero, segmento este que está pidiendo su reapertura y que se le daría permiso en la primera fase, prevista en el borrador del MEPyD para iniciar el 11 de mayo.

Gran empleador

También es uno de los sectores que más empleos genera, directos e indirectos, con un estimado de alrededor de 331, 829 plazas en los tres segmentos que convergen en las construcciones, según cifras que maneja el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD).

Tiene relación directa con bancos comerciales y asociaciones de ahorros y préstamos, por los créditos que requiere para construir y para la adquisición de las viviendas que construye, y es el soporte de la expansión de infraestructuras del sector turístico.

Ferreteros y FJT

Ayer, el presidente de la Asociación de Ferreteros pidió al gobierno que autorice la apertura de las ferreterías en todo el país para brindar servicios durante la cuarentena en el territorio nacional, lo que a su juicio contribuiría a descongestionar los grandes supermercados localizados en plazas comerciales que también suplen artículos de ferretería. Arturo Espinal dijo que la autorización para que las pequeñas ferreterías puedan suplir artículos de la construcción, permitiría que muchos consumidores puedan obtener los productos ferreteros para enfrentar situaciones de emergencia que ahora no pueden ser solucionadas.

La Fundación Justicia y Transparencia (FJT) favoreció la realización de un plan piloto para ir normalizando la economía y los servicios públicos y señaló que es tiempo de ir asimilando que el coronavirus no se va a resolver en el corto tiempo y como tal tenemos que aprender a vivir con el monstruo.

El pasado lunes, el economista Andrés Dauhajre hijo (Andy), presidente de la Fundación Economía y Desarrollo, propuso una apertura gradual de la economía, sugerencia que fue apoyada al día siguiente por el presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Juan Celso Marranzini, y por el decano de economía de la UASD, Antonio Ciriaco Cruz. El Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), a través de su vicepresidente ejecutivo, César Dargam, dijo que la prioridad para esa cúpula empresarial es “garantizar la salud y la seguridad de todos los dominicanos, antes que cualquier otra cosa”.

El mismo lunes, la Asociación Nacional de Detallista e Importadores de Repuestos y Accesorios de Vehículos de Motor (Anaderavem) y otras asociaciones relacionadas con el sector automotriz del país, solicitaron al Gobierno que les permita abrir sus negocios para dar servicios a diversos sectores claves en el estado de emergencia nacional decretado por el coronavirus que circula en el país.

En otros países

Algunos países han colocado a la construcción en el listado prioritario de los primeros sectores que primeros serán reactivados. Hubo casos, como el de Costa Rica, que las actividades de construcción nunca cesaron.

En Colombia el Gobierno decretó nuevas medidas, efectivas desde el pasado lunes 27, las cuales permitirán la incorporación laboral de unas 500,000 personas vinculadas a los sectores construcción y manufactura.

Según el periódico The Wall Street Journal, Italia tiene entre los planes para reactivar su economía, reanudar la construcción y la industria manufacturera el 4 de mayo y 14 días más tarde proyecta abrir el comercio minorista, y el 1 de junio bares y peluquerías.

La reapertura se haría en 5 fases, graduales

En los planes que ha estado diseñando el Gobierno a través del MEPyD para la reapertura por fases de las actividades económicas que fueron suspendidas cuando inició la “emergencia nacional” por el COVID-19, la meta es reactivar unos 460 mil empleos en la primera etapa, hasta completar aproximadamente 1.1 millones en las cinco etapas previstas. Iniciaría en mayo y culminaría en agosto. Según un borrador que circula de las “actividades económicas priorizadas y de bajo riesgo”, los renglones cuya apertura se haría en la primera etapa del programa, serían actividades de limpieza y fumigación, veterinarias, call center, ferreterías, construcción, otras actividades especializadas en construcción, construcción de carreteras y otros, correo y servicio de mensajería (Courier), talleres de repuestos y autoadornos, comercio de vehículos (dealers), lavandería y comercio vía delivery.

Avatar
Acerca del Autor