La pandemia aceleró la digitalización de la Jurisdicción Inmobiliaria

Escrito el 18 Dic 2020
Comment: Off
La pandemia COVID-19 ha provocado la aceleración de los procesos institucionales en la República Dominicana. En esta oportunidad, la jurisdicción inmobiliaria del Poder Judicial ha dado un vuelco importante al mundo digital, facilitando así los servicios que ofrecen a la ciudadanía.

De acuerdo a Jhonattan Toribio, administrador general del registro inmobiliario, están enfocados en hacer un servicio más accesible con mayor seguridad jurídica y transparente, todo esto apoyado en el uso de herramientas digitales de que el usuario pueda acceder por múltiples canales y esto lo han visto porque ya los usuarios pueden acceder por la aplicación móvil, por la página web, presencial o por un número telefónico.

“El año que viene estaremos trabajando en seguir fortaleciendo el marco reglamentario en el cobro electrónico y en expandir las oficinas virtuales para ir en un rumbo de registro inmobiliario digital”, expuso el funcionario.

Explicó que a principios de año básicamente la jurisdicción mobiliaria estaba recibiendo 350,000 tramites al año, prestando servicios en unas 24 oficinas a nivel nacional, ocupando el lugar 74 en el indicador de propiedad de Doing Business y el sexto en la región, detrás de economía como Chile y Costa Rica.

“La pandemia nos aceleró todo el tema de acercarnos al usuario. Al acelerar la digitalización de entrada nos permite dar un tiempo de respuesta más rápido. Por ejemplo, si un expediente tenía un incidente, antes tu tenía que generar la respuesta, imprimir un oficio para que él lo venga a buscar, ahora eso se le envía por correo y hay una observación que se hace en la mañana y el agrimensor te la devuelve corregido en la tarde, o sea, que el usuario al final recibe su trámite de una manera más rápida”, indicó.

Resaltó que esa dependencia del Poder Judicial tiene que moverse a la velocidad de los sectores productivos porque al final el soporto para cualquier iniciativa productiva está basado en que haya tierra.

Indica que tienen como desafío seguir tecnificando el personal, seguir trabajando con la simplificación los requisitos, la estandarización de los tramites y hacer algunos ajustes a los reglamentos para facilitar las operaciones.

“Ese es un proyecto que está en curso la actualización de los reglamentos. La ley 108-05 tiene como 10 reglamentos, qué es lo que toca ahora: el proyecto lleva a consolidar en una cantidad de tres a cuatro, donde ya tu no tengas artículos en una esquinitas ni cosas que se contradigan... Ese proceso se ha venido trabajando este año y el año que viene ya deberíamos tener resultados”, expuso.

De su lado, Ridomil Rojas, director nacional de Mensuras Catastrales, asegura que este sector ha sido impactado fuertemente con el tema de los avances tecnológicos, los sistemas de posicionamiento global, las herramientas de dibujos, las herramientas de geolocalización y el sistema de información geográfica.

Agrega que esos aspectos técnicos se han venido implementado en la República Dominicana en los últimos 25 años y que ha sido parte del proceso de modernización que se concibieron en esas tecnologías.

Añade que a partir del año 2016 se dieron los pasos iniciales para prestar los servicios digitales, ya que todas estas tecnologías lo que hacen es que desplazan el uso tradicional del papel, el formato impreso se lleva a un formato digitalizado, entonces, ya como hay una naturaleza de digitalización lo que se hizo fue que se incorporó a través de una oficina virtual donde los agrimensores una vez se registran en la dirección nacional de mensura catastral se le habilita un usuario y pueden hacer esos trámites que anteriormente imprimían un expediente completo y los depositaban.

“Ahora lo hacen en formato digital. Se hace una especie de pretrámites, se evalúa y se califica, y cuando el expediente está listo para su aprobación, se les envía una notificación vía correo electrónico o a través de la oficina virtual y el agrimensor lo que hace es que completar en documento”, expresó Ridomil Rojas.

De acuerdo al documento facilitado la transformación para la eficiencia institucional en apoyo al desarrollo del aparato productivo nacional, especialmente los sectores financiero, turístico e inmobiliario, el Registro Inmobiliario se ha hecho más accesible, digitalizando los procesos y capacitando al personal.

Precisa que como garantes de los derechos inmobiliarios y su registro se promueve un clima de confianza y la seguridad jurídica del país, garantizando servicios oportunos, eficientes e innovadores con procesos de excelencia operacional, todo dentro del marco de una gestión íntegra, transparente y responsable.

Entienden que la puesta en funcionamiento del Registro Inmobiliario representa un hito histórico que permitirá la organización de un sistema de gobierno integral y de coordinación inter órganos, alineado con el Plan Estratégico Visión Justicia 20/24, para proveer un servicio más cercano, eficiente y transparente a los usuarios de los órganos administrativos.

Ricardo Noboa, director nacional de Registro de Títulos, dijo a Diario Libre que todas las certificaciones del estado jurídico del inmueble se pueden solicitar vía digital.

“Todo el deposito presencial durante la pandemia comenzó a decaer y por la vía digital el área de registro solo con las certificaciones comenzó a aumentar”, expresó Noboa, señalando, también, que están implementado una plataforma piloto, una oficina virtual para que todos los tramites de las oficinas de registro de títulos puedan ingresar adicionalmente por la vía digital.

Agregó que están unificando criterios a nivel nacional para que los usuarios de Moca tengan las mismas experiencias que un usuario en otros puntos del país.

“Estamos trabajando en un guía de unificar las políticas de recepción y entrega en todas las oficinas de registro de títulos a nivel nacional para que la experiencia del usuario en cualquier oficina sea la misma y que no sea que en el registro de títulos de Barahona te pidan una cosa y en Cotuí te pidan otra”, indicó.

Asegura que han trasparentado el sistema en la República Dominicana, permitiendo así que los usuarios obtengan los servicios oficiales en un corto tiempo y garantizado.

Precisa que están fomentando una verdadera carrera registrable porque anteriormente se asignaban a los registradores sin reunir los requisitos para ello.

“Ahora es que reúna los requisitos técnicos y profesionales para ocupar esa delicada función porque el registrador es independiente a su calificación. La dirección nacional ni nadie puede decirle a un registrador como debe calificar, es muy parecido a los jueces nadie puede decirle a un juez cómo va a decidir. Igual pasa con los registradores, ellos son independientes a su calificación, pero para ser independiente yo debo conocer las normas”, expresó.

Avatar
Acerca del Autor