ARTÍCULO: ¿Es viable convertir la Matriz Energética?

0
184

Por: Dr. Virgilio M. Malagón Álvarez, PhD,
[email protected]

Para «El Mundo de los Negocios» y demás Multimedios de The Ballester Business & Media Group, Inc.

I-El presente

Si partimos del supuesto que los Postulados son fórmulas específicas de una teoría que se aceptan solamente por acuerdo, entonces podríamos decir que nos dirigimos hacia un emocionante futuro de energía totalmente renovable. La energía eólica y solar impulsarán el mundo del mañana.

Ahora bien, este postulado contiene unos bemoles bastante impactantes que NO podemos pasar por alto:

1-Como el amigo Lector sabrá, el petróleo, el gas natural y el carbón proporcionan el 84% de toda la energía del mundo. Eso es solo dos puntos porcentuales menos que hace veinte años.

2- El petróleo todavía impulsa casi el 97% de todo el transporte mundial (terrestre, marítimo y aéreo).

3-Al contrario de los titulares, que afirman que nos estamos alejando rápidamente de los combustibles fósiles, simplemente NO está sucediendo. A pesar de que los gobiernos, en los últimos 20 años, han invertido más de cinco billones de dólares  en proyectos de energía verde, todavía falta mucho camino escabroso que recorrer.

¿Qué ha pasado entonces? ¿Por qué es tan difícil?

Podríamos encontrar la respuesta en una sola frase: La extracción de los minerales para la fabricación de los componentes de generación de las energías renovables es  MUY costosa

Para obtener la misma cantidad de energía de la energía solar y eólica, que ahora obtenemos de los combustibles fósiles, tendremos que aumentar enormemente la minería de estos minerales, casi un 1000%!!!!

Entre estos podíamos citar el Cobre, mineral de hierro, silicio, níquel, cromo, zinc, cobalto, litio, grafito y metales de tierras raras como el neodimio, etc.

 Todos son necesarios para la confección de los paneles solares, inverters, controladores, etc. Además, estos metales y materiales deben convertirse en motores, palas de turbinas, paneles solares, baterías y cientos de otros componentes industriales. Eso también requiere mucha energía, lo que requiere aún más minería.

Como lo ha señalado  un estudio del Banco Mundial, ¨estas tecnologías verdes son de hecho

significativamente más intensivas en materiales que nuestra matriz energética actual¨. 

Este puede ser el el principal escollo que afecta la viabilidad de las renovables en el corto y mediano plazo.

NOTA: las materias primas señaladas, representan entre el 50 y el 70 % de los costos de fabricación de paneles solares y baterías.

II-El futuro

Pero por el bien del Postulado Energético, objeto de este análisis, digamos que aumentamos drásticamente la minería de los componentes citados, pregunto: 

¿Dónde se ubicarían estas nuevas minas?

La República Popular China, es hoy la fuente más grande de la mayoría de nuestros materiales energéticos (renovables) críticos. Estados Unidos no solo es un jugador menor, sino que depende de las importaciones para el 100% de 17 minerales esenciales y necesarios para la confección de estos equipos.

Esto plantea una coyuntura geopolítica muy sensible a los intereses de occidente.

¿Queremos darle a China más influencia política y económica? 

Sin embargo, la gran paradoja existe en los mismos Estados Unidos de Norteamérica, veamos:

Irónicamente, en América del Norte existen todos los minerales que tiene que importar de China. Empero, allá existen esquemas conservacionistas tipo ¨Progress¨ que impiden su extracción.

Las propuestas para construir minas en los Estados Unidos y, cada vez más en casi todas partes, encuentran una oposición feroz, si no, prohibiciones absolutas. Además, las ¨aprobaciones¨ pasan años de  retrasos, navegando por un laberinto de regulaciones ambientales. ¡MIREMOSNO EN ESE ESPEJO!

Nota: los mismos ambientalistas y políticos de tendencia ecológica que promocionan todos los beneficios de los autos eléctricos, son las mismas personas que hacen que la extracción de los materiales esenciales para construir esos autos, como el cobre y el níquel, sea casi imposible.

III-Reflexiones finales

1-Ahora bien, a demanda futura de energía será mucho mayor que la actual. Eso ha sido así durante toda la historia de la civilización. El futuro no solo tendrá más gente sino también más innovaciones, de ahí que, los empresarios siempre han sido mejores para inventar nuevas formas de usar la energía que para producirla.

2-Además, antes de la invención de los automóviles, los aviones, los productos farmacéuticos o las computadoras, no se necesitaba energía para alimentarlos; a medida que más personas sean más prósperas, querrán las cosas que otros ya tienen, desde una mejor atención médica hasta vacaciones y automóviles. También enseres eléctricos inteligentes.

3-En occidente y Asia, hay alrededor de 36.8 automóviles por cada 100 ciudadanos. En la mayor parte del mundo, es alrededor de cinco (5) por cada cien ciudadanos.

4-Más del 80% de los viajes aéreos son para fines personales. Eso es dos mil millones de barriles de petróleo al año. El turismo represente solo el 12.55% de estos viajes, el resto esta ubicado en reuniones familiares, negocios, seguridad nacional, etc.

NOTA: Un dato interesante, los hospitales usan un 250 % más de energía por pie cuadrado que un edificio comercial promedio.

5-La infraestructura de información global, ¨las Nubes¨( Apple, Google, etc), ya usa el doble de electricidad que todo el país de Japón, la tercera economía más grande del mundo. Esto asi, debido a que los servidores usa un promedio de 1.5 Mega watts por hora. Solo los centros de datos masivos en el corazón de la nube consumen casi 10 veces más electricidad que los 10 millones de autos eléctricos del mundo.

6-El comercio electrónico ha despegado y está impulsando un crecimiento récord en los almacenes, cada vez más llenos de robots hambrientos de energía (AMAZON); El índice de carga de camiones de Estados Unidos se duplicó con creces en la última década para entregar las mercancías hacia y desde esos almacenes.

En resumen: Estas son las tendencias conocidas de hoy. Si bien no podemos predecir el futuro, podemos predecir que habrá más innovación en robótica, drones, computación cuántica, biotecnología. Y nuevas industrias aún no imaginadas.

Todo ello requerirá más energía, mucha más. Se requerirán combustibles fósiles, energía nuclear y, sí, energías renovables.

Pero si cree que podemos obtenerlo todo de la energía eólica y solar, en el corto y mediano plazo, siga soñando. ¡CAVEATS EMPTOR!

Dejar respuesta